En la marca Paronelli se recoje la pasión familiar que nació en 1945, cuando Jean Marie Alberto Paronelli decidió dar libre desahogo a su vena artística.
Alberto Paronelli siempre ha estado en busca de calidad y perfección, por esto realizó modelos ùnicos apreciados en todo el mundo.
Las ideas y los canones del fundador han sido transmitidos de generación en generación: Hoy todavía se realizan pipas hechas a mano con brezo italiano de primera calidad.


El nieto, Ariberto Paronelli, que es el actual proprietario de la empresa, continua el trabajo que empezó el fundador con mucha pasión y abnegación, dibujando y realizando modelos clásicos reexaminados en clave moderna. La producción anual llega a 1000 piezas.
Ariberto trabaja por encargo también. Tenéis en mente la pipa de vuestros sueños? El la realizará de buena gana.

Para la familia Paronelli la pipa es cuestión de corazón.

Attestato di registrazione del marchio

Attestato di registrazione del marchio